Barcelona no tendrá el nuevo estadio para sus partidos hasta 2025 | Cataluña | España

La provocación tormentosa de la borrasca de Ciarán, a principios de noviembre, invadió el terreno de la playa de la Nova Mar Bella de Barcelona y destripó la pared del paso marítimo. Una vez pasado el peligro, la costa de la capital catalana se encuentra en una situación crítica y nadie sabe cuándo la ciencia no podrá repararnos, sobre todo, si será capaz de llevar la arena a su lugar en un tiempo razonable. tiempo. El último puerto construido por el ministerio (bajo el epígrafe de Medio Ambiente) en Barcelona fue en 2010, cuando alcanzó los 791.138 metros cúbicos de superficie. Hola, 13 años después, he perdido 129.300 metros cuadrados de superficie, como cuantifica a EL PAÍS la directora de playas del Ciclo del Agua de Barcelona (BCASA), Patricia Giménez. El arena desaparecido equivale a cuatro de las nuevas playas de la ciudad. La playa está más concurrida que la superficie actual de las playas de Llevant, Nova Mar Bella, Mar Bella y Sant Miquel. El problema persistirá durante mucho tiempo y no estaremos preparados para nuevas llegadas al campo, desde ahora hasta 2025.

El fracaso del coso playero no es un problema exclusivo de la capital catalana. El pasado 7 de noviembre, el alcalde del PP de Badalona, ​​Xavier García Albiol, envió una carta a la ministra de Traslación Ecológica, Teresa Ribera, para abordar la «situación de emergencia» que caracteriza los ámbitos demográficos.

Albiol es el único municipio de la costa. El 27 de abril, los ediles socialistas del área metropolitana salieron a la calle, en Gavà, para criticar a la directora de cambio climático de la Generalitat, Mireia Boya, después de que ésta hubiera demostrado en un discurso que no era partidaria de traer la arena a las playas. Boyá consideró que estas mudanzas «cansaron el dinero» y los alcaldes socialistas, en masa, acusaron a la investigación de la CUP de intentar retirar las playas desaparecidas. La protesta fue contra Boyá, pero afirmó que la Generalitat no tiene competencia sobre costes y exportaciones, sino que se trata de un compromiso bilateral que confirma intereses con el Gobierno, a través del ministro encargado de la petición. Entre los concejales socialistas que protestaron se encontraron con la propietaria del alcalde Laia Bonet, responsable de la Transición Ecológica del Ayuntamiento de Barcelona, ​​que no se perdió en las playas de la capital catalana.

Un puerto del Coherencia de Barcelona comunicó esta semana a EL PAÍS que “el Gobierno Municipal continúa con la petición de la plaza de toros para las playas de la ciudad. La petición está aprobada y en marcha.» El Ministerio de Transición Ecológica no responde a este diario en el momento de su entrega aproximada, pero algunas fuentes aseguran que la licitación no se materializará antes de 2025.

Destruido en el paseo marítimo de Barcelona, ​​a la altura de la playa de la Mar Bella, el 5 de noviembre, tras un temporal de cometo y mala mar.MASSIMILIANO MINOCRI

Lo más llamativo es lo que más o menos sucede. Para no perderte nada, regístrate.

suscribir

BCASA cubre todos los eventos del año en el ámbito de las nuevas playas de la capital catalana. Recién reutilizado en 2010, en los primeros años el año pasado perdió 50.000 metros cúbicos. Desde 2015 ha alcanzado los 17.000 metros cúbicos al año.

“Las últimas semanas, los últimos días de Aline, Bernard, Ciarán y Domingos duraron poco y esto pasó, así a todos, con la arena de playa Nova Mar Bella. El muro no estaba preparado para resistir los ataques y, al final, fracasó”, admitió la directora de Playas, Patricia Giménez. Dado que el Municipio no tiene capacidad de transporte hasta el estadio, la administración local sólo tiene la posibilidad de transmitir desde un lugar a otros lugares interesados. “El Port Olímpic hace de obstáculo y en la bocana se concentra en la arena que estamos de sobra y aprovechada por el Barcelona, ​​al menos un poco”, admitió Giménez.

En 2008 se diseñó un programa para estabilizar playas, espías y objetivos ocultos para protegerlas. Este 2021 hemos llegado a la última fase de un proyecto que amplía el espía en la playa de Sant Sebastià. “Desde entonces, esa playa está aguantando, pero necesitamos una portación de arena”, admitió el director de playas. El problema es que todas las playas tienen protección contra los huesos temporales y, además, BCASA dice que la de la Mar Bella está rota y buena parte de la arena está rota por esta fractura.

Eloi Badia, responsable de Transición Ecológica durante el último mandato de Ada Colau, pactó con el Ministerio un transporte hasta el coso, que en realidad partió de la explosión de varios metros cerca de la capital catalana. Esta remoción se supone que se hará en 2024, pero hay indicios de que tienen que decir que la arena no se abrirá porque ninguna empresa acudirá a la solicitud y será convocado. Ahora si has cargado el proyecto -solo informativo- para textualmente, cuánto y cuánto se reparte en la arena lo cual es falso. Además, el Ayuntamiento dice que también está estudiando la legislación vigente y la posibilidad de instalar medidas de protección en las playas de Llevant y Nova Mar Bella. Una vez finalizado el proyecto, hoy nos tocaba realizar las obras de soporte, por lo que varios expertos alertaron de que estas obras no comenzarán hasta 2025. Mientras tanto, cada tormenta marina hace desaparecer centímetros y centímetros de arena en la costa barcelonesa.

Se alza un niño jugando en la Playa de la Nova Mar Bella, en una zona que sufrió una gran destrucción durante un periodo de idas y venidas el 5 de noviembre.
Se alza un niño jugando en la Playa de la Nova Mar Bella, en una zona que sufrió una gran destrucción durante un periodo de idas y venidas el 5 de noviembre.Gianluca Battista

Puedes viajar a EL PAÍS Catalunya en FacebookXdonde necesitas recibirlo nuestro boletín semanal

You may also like...