Guerra de Ucrania y Rusia, en directo | Rusia recrudece sus ataques para tomar la ciudad de Avdiivka | Internacional

Rusia prorroga la detención de la periodista ruso-estadounidense Alsu Kurmasheva

La prisión provisional de la periodista ruso-estadounidense Alsu Kurmasheva ha sido prorrogada 72 horas después de que la periodista de Radio Free Europe / Radio Liberty (RFE/RL), dependiente del Congreso estadounidense, haya aparecido este viernes ante un tribunal de Moscú. El abogado de Kurmasheva, Edgar Matevosyan, dijo a Reuters que Kurmasheva se declara inocente. Es la segunda periodista estadounidense arrestada y acusada en Rusia desde el inicio de la guerra en Ucrania, que ha hundido las relaciones entre Moscú y Washington a su nivel más bajo en más de 60 años.

Después de que el periodista del Wall Street Journal, Evan Gershkovich, fuera arrestado en marzo acusado de espionaje, casi todos los demás periodistas estadounidenses han abandonado Rusia. Washington ha instado repetidamente a otros estadounidenses a que se vayan. «Este parece ser otro caso del gobierno ruso acosando a ciudadanos estadounidenses», dijo el jueves a los periodistas el portavoz del Departamento de Estado, Matt Miller.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, lo ha negado este viernes. «En Rusia no hay absolutamente ninguna campaña para perseguir a los ciudadanos estadounidenses», ha afirmado. «Hay ciudadanos estadounidenses que infringen la ley y se emprenden acciones legales contra ellos. No hay ninguna otra campaña y consideramos inapropiado hablar de que haya una».

Peskov no hizo comentarios sobre la naturaleza del caso contra Kurmasheva y dijo que el Kremlin no lo estaba siguiendo. Eso contrasta con su reacción después del arresto de Gershkovich, cuando Peskov dijo a los periodistas, sin proporcionar pruebas, que el periodista había sido «atrapado con las manos en la masa» mientras intentaba obtener secretos militares.

No se ha fijado ninguna fecha para el juicio de Gershkovich ni de Kurmasheva.
Kurmasheva, que tiene pasaportes estadounidense y ruso, entró en Rusia el 20 de mayo para hacer frente a una emergencia familiar, dijo RFE/RL. Mientras esperaba su vuelo de regreso el 2 de junio, fue detenida y le confiscaron sus pasaportes. Según documentos judiciales, Kurmasheva fue multada con 10.000 rublos (103 dólares) el 11 de octubre por no registrar su pasaporte estadounidense ante las autoridades rusas. Una semana después fue acusada de no registrarse como agente extranjero, un delito que conlleva hasta cinco años de prisión.

«Estamos preocupados por la decisión de prolongar la detención de Alsu», ha afirmado el presidente interino de RFE/RL, Jeffrey Gedmin. «El periodismo no es un delito. Debe ser entregada a su familia inmediatamente». RFE/RL ha pedido la liberación inmediata de Kurmasheva, calificándola de «colega muy respetada, esposa devota y madre dedicada de dos hijos».

You may also like...